educaciónEducar con sentido

Vamos a entablar una conversación con el Consejo Escolar para llegar al fondo de esta cuestión…“¡Qué pregunta! Por supuesto, enseñaremos  de acuerdo a un canon de temas que  han demostrado su valía en el pasado y que los especialistas han considerado correctos”, -contestó un padre, “que es  lo que dice el concepto ‘Educación’ con sus sinónimosEnseñanza, Capacitación, Formación’, indicando que hay que relacionar a la juventud, de forma competente, con el mundo real.”

Emilio, un joven de 15 años contestó:

“-¿Y qué hacemos cuando ya no nos sentimos identificados con esos temas, porque vivimos una realidad diferente que ni los padres ni los profesores entienden?”, añadiendo para explicarse: -“Y digo más todavía : ¿qué hacemos si los jóvenes ya han perdido la confianza en los adultos?” 

Surgió un silencio de sorpresa en la sala.

Una chica, Vera, tomó la palabra:

“-Es que nos tratan como si no nos apreciaran, eso cambiará recién cuando seamos una persona importante, ahora somos poca cosa. Muchas veces, los adultos nos acusan, nos juzgan y nos hacen sentir culpables. Entonces nos alejamos de ellos. Pero no se dan cuenta. Hacen como si nos entendieran pero en verdad viven encerrados en su mundo, creen que ya lo saben todo. ¡Qué arrogancia!”

Entonces, el profesor de ‘Lengua Española’ se levantó, mostrando a los padres un dibujo en la pizarra:

-“Éste es un bosquejo de la última lección, en la que trabajamos precisamente la misma  pregunta vuestra:”

Portada: pixabay.com

¿Qué es una comunicación exitosa?

“La base de una comunicación eficaz es la comprensión.

La comprensión significa conocer a la otra persona en su modelo de mundo, estar abierto a entenderlo

Primero comprender al otro, después esperar ser comprendido”,

¡Yo comprendo (activo), yo soy comprendido (pasivo)!

El significado de la comunicación está en la reacción que obtienes. La intención del comunicador no es el significado de la comunicación. 

Lo verdadero no es lo que A quiere decir, sino lo que B entiende. No se puede no comunicar«.    (Paul Watzlawick)

«No hay fracaso, sólo hay retroalimentación». (Milton Erickson)

-“Es obvio que hay que aprender a comunicarse pero me imaginé que sería más fácil”, dijo el padre.

El director tomó la palabra:

-“Por eso entendemos que el colegio, de partida, debe centrarse más en la personalidad del estudiante, sus potenciales y talentos – practicando lo que el filósofo Kant llamó un proceso orgánico de crecimiento, considerando al hombre como un ser dotado de poder, de cuyo interior surgen sus talentos que se van desplegando durante los años – del mismo modo que una planta crece, un chico debería desarrollar su personalidad conforme a su esencia, por supuesto, adaptado a las circunstancias externas. -También hay que aceptar que todos nosotros somos diferentes, con nuestras visiones personales de la realidad.”

Vera agregó:

-”Y si un chico está estresado, en casa y en el colegio debemos sentar las bases para que el estrés de los chicos se procese bien, que se liberen los bloqueos y, por tanto, surja la paz interior para estar en condiciones de estudiar.”

El profesor asintió con la cabeza: -“En nuestra época de medios de comunicación y de conflictos, debemos tener en cuenta la psicología. Esto significa que en todo momento importa cómo está el chico, hay que escucharle.

Un padre se levanta:

 -¿Qué es todo esto? ¿dónde ha quedado la disciplina? Si el chico no entiende, entonces tiene que prestar más atención, esforzarse!»

Vera:

-“Véis, es lo que acabo de decir: No nos entienden!”

El profesor, dirigiéndose a Vera:

-“Es que cada uno se comunica en función de su comprensión de la realidad y hace 20 años, el mundo era todavía muy diferente, eso también hay que explicarlo.”

Vera contestó:

– ”Los mayores parten siempre de su particular visión de las cosas, de manera que lo que vale para ellos debe valer para mí también. No se dan cuenta que me toman como objeto, pero yo soy otra persona, otro sujeto con mis propios intereses y visiones!

El profesor contestó:

-“Ser entendido sólo puede tener éxito si el orador se interesa por la persona y su comprensión del mundo con la que está hablando. Pero, por lo general, no es el caso. Observa a las personas en un grupo, que parecen estar hablando animadamente: En realidad, todo el mundo habla consigo mismo cuando toma los temas abordados como motivo para hablar y asociar su punto de vista a ellos, en lugar de preguntarse primero qué ha querido decir la otra persona.”

Foto: rawpixel.com-www.freepik.es

El director agregó:

-“Vemos cuán importante es el análisis de la comunicación para evitar conflictos, especialmente si se trata de un tema que provoca muchos malestares; por lo tanto: No podemos permitirnos excluir este tema de nuestro canon de enseñanza!”

“De acuerdo, porque si no tienes un lazo afectivo y de confianza, el chico no te escucha ni aprende. Una buena comunicación forma la base de la enseñanza y necesitamos profesores que saben comunicarse con el corazón también.”

El profesor subrayó sus palabras:

-“Además, la Teoría de la Comunicación se debe aplicar tanto en el análisis de la literatura como a los debates en clase, y nos permite también estar atentos al acoso y a las conductas irrespetuosas en el aula.Está claro que este tema es capaz de crear conciencia, atención y paz en el aula de muchas maneras.”

Entonces, podemos concluir que primero debe darse una buena comunicación para sustentar la educación.